Láminas motivadoras descargables

¿Quién no es fan absoluto de las frases motivadoras? 

Yo seguramente lo soy. Tengo una carpeta de Pinterest llena de frases que me inspiran o me motivan o me llenan de sentimientos. Hay frases motivadoras que son alucinantes y que solo al leerlas parece que te llenan de fuerza o te alegran el día. ¿Quién no quiere eso? Y si vienen con una imagen o ilustración mona que les acompaña, pues mejor.


Ya os he comentado alguna vez que trabajo con niños con TDAH. Cuando empecé no tenía ni idea, de nada, NADA. Así que como me encanta Pinterest, pues fue justo ahí donde empecé mi búsqueda de información. Y para mi sorpresa lo primero que encontré fue un cartel (que os dejo aquí mismo) que decía: Tienes TDAH, ¡felicidades!


Es un texto en inglés que proviene del libro "Unbored: The essential Field Guide to serious fun"

Habla del TDAH y cómo es más común de lo que pensamos. A los niños TDAH, a veces se les llama problemáticos o ruidosos, etc. Me encanta cómo el escritor se dirige directamente a los niños y les cuenta que lo que experimentan es normal. 

Una de las cosas que más me llamó la atención es la frase de Edward Hallowell, un experto en TDA:

Tienes un cerebro como un ferrari de carreras, pero los frenos son de una bicicleta.

Esta frase me ha ayudado mucho con un chico que estaba completamente desanimado con el inglés. Típico chico contestón y gritón, de esos que ves entrar en clase y sabes que la va a liar.  Con un aire chulesco que no puede ni con él, y eso que es un canijo. Para tus adentros piensas: este va a ser un pieza de mayor.

Pues os voy a contar el secreto mejor guardado de este chico. Cada vez que iba a su casa para darle una clase de inglés lloraba desesperado. Porque no le salía, porque odiaba los dictados, porque no lo entendía, porque esa palabra él no la conocía. Estaba completamente perdido. ¡Y yo más! ¿Qué haces con un niño así?

Te armas de paciencia y le ofreces tu ayuda. Un día que estaba desanimado le dije que él tenía que pensar que era como un Ferrari. Su cerebro va igual de rápido y por eso es tan inteligente (porque lo es) le dije que al ser un ferrari era más difícil parar, pero que él era el que ganaría la carrera. Se convirtió en nuestro lema privado. Incluso cuando lloraba le decía: Estas perdiendo aceite señor ferrari. Una pequeña sonrisa siempre asoma si le dices eso a un niño.

Él y su empeño por seguir adelante son una de mis grandes motivaciones. Por él decidí crear estos imprimibles:

 

Estas láminas van dedicadas a ese peque. Las he hecho en inglés porque es mi materia y así cuando pase por el pasillo y las vea, espero que se le alegre mucho el día.

Dejo todas las láminas por aquí, porque hay muchas más. Y espero pronto tener tiempo. A ver si así les alegramos un poquito a todos esos niños que lo necesitan o a algún compañero o a un papá o mamá que pase por ahí. Nunca se sabe a quien le podemos arrancar una sonrisa con un gesto tan pequeño. AquíAquí y Aquí las tenéis. ¡Que las disfrutéis mucho y que sirvan para hacer sonreír a un niño!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tus palabras.