Como ahorrar en ropa premama

¿Es posible vestirse bien, guapa y cómoda cuando estás embarazada sin gastarse un dineral?


Un bebé tiene muchos gastos, eso está claro. Cuando te vas a convertir en mamá tienes que pensar en una pequeña persona más. Los gastos no solo son comida y vestido. Hay que empezar a pensar en un carrito, en una cuna, biberones y pañales…


Pero los gastos no empiezan con esa personita que viene, los gastos empiezan con todos los cambios que está experimentando tu cuerpo (te gusten estos o no). Lo cierto es que tu cuerpo no para de ponerse en movimiento: te crece el pecho, se ensanchan las caderas y la cintura ¡y esa barriga no para de crecer!

¿Qué hacer para afrontar esos gastos que serán pasajeros? ¿Cómo comprar ropa para unos meses sin quedarte blanca? Hoy os explico lo que a mí me ha dado resultado y con lo que estoy muy contenta.

  • Lo primero y más importante es ponerse un presupuesto. Sí, esto es sumamente importante para no gastarte un dineral. Cuando uno sabe el dinero que puede gastarse hace las compras de otra manera, mucho más consciente de las necesidades reales que tiene.
  • Una vez tienes establecido un presupuesto no empieces a comprar, como oyes, no compres nada. Es increíble la cantidad de gente a nuestro alrededor que tiene ropa premamá, esto es algo que yo no me plantee en un principio, pero tanto amigas como algunas mamás de mis alumnos me dejaron algunas prendas imprescindibles. No os imagináis lo agradecida que estuve al no tener que comprar algunos básicos (vaqueros y leggins).
  • No compres desde el principio del embarazo. Otra cosa que yo no hice. En el segundo mes ya tenía molestias con algunos de mis pantalones, por eso decidí comprarme unos de embarazada (no los empecé a usar realmente hasta 2-3 meses más tarde y ya no me convencían tanto).
  • Invierte en ropa interior. Cada embarazo es un mundo y cada mujer un cuerpo, pero todas debemos cuidar nuestro pecho. Durante el embarazo nuestro cuerpo experimenta cambios desde el principio y los primeros en notarlo son los pechos, por esta razón comprar un par de sostenes cómodos es crucial. A medida que avances en la gestación el tamaño de tus pechos aumentará (bien decidas o no lactar), evita llevar sostenes demasiado apretados. Si decides que quieres lactar estará bien tener en mente comprar un par de sostenes de lactancia, apuntalo como parte del presupuesto.
  • Crea un armario cápsula. ¿Habíais oído alguna vez hablar de este término? Es un invento genial que debería poner en práctica para mi armario (pero me da pena tirar cosas que realmente no me pongo) 😊. Se trata de tener unas prendas básicas y otras prendas más llamativas para conjuntarlas. Normalmente te pones un máximo de 20-35 prendas contando los zapatos y los accesorios y creas numerosos conjuntos con muy poquitas prendas. Es ideal para usar durante una temporada corta. Además teniendo en cuenta que los accesorios y, en principio si no se te hinchan mucho los pies, los zapatos ya los tienes por lo que es menos gasto.
  • No todo lo que compres tiene que ser de embarazada. ¡Yujú! Esto es lo que más me gusta y que sí que hice desde el principio de mi embarazo. Teniendo en cuenta las modas del momento puedes comprar algunas prendas que no sean premamá en tiendas Low Cost. Yo compré unos leggins negros elásticos de una talla más en Primark, me costaron 3€ por lo que si resulta que nunca más los vuelvo a usar no me dará mucha pena. También me compré un jersey ancho de mi talla, que me ha hecho un gran favor desde que lo compré. Calentito, cómo y precioso, solo por 8€ (este seguro que lo vuelvo a usar). 
  • Rebajas. No siempre encuentras prendas que se adapten a tus gustos o que te queden bien durante las rebajas, pero si tienes que comprar alguna prenda esencial es bueno mirar. Yo por ejemplo compré 3 pares de medias que me salvaron (que alguien intente ponerse unas medias estando embarazada, eso es mortal) y en una tienda premamá encontré una ganga por 10€ para ir a una boda, un vestido sencillo y elegante. 
  • Usa tu ropa. A algunas prendas que tenía en mi armario les estoy dando muchísimo uso, blusas anchas o algún vestido ajustado debajo del pecho. Incluso tenía un par de vestidos de esos ajustados que te marcan todo y que nunca me ponía esperando el día en el que no me sintiese observada. Embarazada te van a mirar igual y ¡por fin una excusa para que se marque toda la barriga!
GuardarGuardar
GuardarGuardar

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tus palabras.