Vuelta al trabajo

Conciliar maternidad y trabajo con una niña de 2 meses.

El 18 de Septiembre, hace una semana, empecé a trabajar de nuevo tras dar a luz a mi hija. ¿Difícil? Por supuesto, me pasé casi todo el tiempo pensando en ella. Menos mal que adoro mi trabajo. ¿Por qué empecé tan pronto? Pues porque he cambiado de lugar de trabajo. Este año empiezo a trabajar en una academia: Pequeño políglota. He dejado a mis adorados pequeños TDAH por un poco de estabilidad en horarios.



Todo ha cambiado. Con la peque en nuestras vidas ha sido más difícil de lo que pensaba. Tenía ganas de empezar. Adoro mi trabajo, me gusta mucho enseñar. Mi cabeza siempre está llena de ideas para hacer con los niños en clase. Pero yo sabía que mi hija en casa me necesitaba, hasta ese mismo día habíamos hecho lactancia materna exclusiva (excepto un día que estuve en el hospital, ya os contaré).

Tenía el biberón recién comprado. Mi marido se quedaba con ella el primer día. 4 horas. Salí de clase y muchas ganas de llorar cuando llamé para ver como había ido. Mi pequeñina se había devorado el bibe y aunque estaba genial con papá ya tenía mucha hambre. Lo habíamos conseguido.

Ha sido una semana durísima, después de dos meses y medio disfrutando de mi niña y descansando. La vuelta al estrés, volver a empezar con alumnos nuevos y programar sin parar. Teniendo siempre en cuenta los horarios para que mi peque solo tenga que hacer una toma de biberón. Empezar a sacar leche…

Por ahora lo único que me ha hecho falta para estos días ha sido un biberón y un sacaleches (os los voy enseñando por instagram). Gracias a la ayuda de la familia es todo más llevadero. Me están ayudando un montón. Mi marido se está quedando las tardes con ella, pero cuando empiece a trabajar por las tardes él… Va a ser más duro.

No os voy a mentir. Se nota. La peque lo nota y tu lo notas. Ella, que ya me hacía la noche entera durmiendo, se ha puesto más nerviosa y me ha partido casi todas las noches. Además reclama muchísimo estar en brazos desde el momento que llego a casa. Llora mucho más de lo que había llorado hasta ahora. ¿Cómo es posible que esté tan afectada siendo tan pequeña?


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tus palabras.