Propósitos de año nuevo

Ha llegado el día clave, ese día donde se hacen planes imposibles.

No, realmente nunca he hecho propósitos de año nuevo. No es una práctica que me pareciese útil. Sin embargo este año tengo demasiados planes como para no plantearme ponérmelos como propósitos para este año que entra. Más por el hecho de empezarlos este año que otra cosa...



Pensando un poco en los planes, veo que son tan diferentes que se pueden dividir en los siguientes:

Propósitos para el blog
  1. Rediseñar el logo de Mamá es la teacher.
  2. Mejorar el blog: ósea tener mi propio hosting y mejorarlo visualmente.
  3. Ser más consistente en las publicaciones, realmente hacerlas una vez por semana 😳
Propósitos como mamá
  1. Disfrutar de mi hija en los momentos que tengo, sin angustiarme por mil cosas.
  2. Crear unos hábitos alimenticios más saludables para toda la familia, ahora que ella empezará a comer sólidos.
Propósitos como teacher
  1. Ser más organizada en las preparaciones de mis clases. Y sobre todo que me cunda el momento de preparación.
  2. Hacer un mejor uso de los anchorcharts.
Propósitos personales
  1. Hacer alguna actividad deportiva/física para recuperarme después del embarazo y parto.
  2. Reducir residuos y vivir de forma más minimalista.
  3. Proyecto fotográfico 365 días.
Para cumplir mis metas hace falta determinación y ganas de trabajar, pero también es una manera de respetarme a mi misma y el entorno en el que vivo.
Propósitos para el blog

Creo que estos son los más fáciles de cumplir. Ya estoy trabajando en lo del hosting y espero poder lanzar el blog renovado este mismo Enero, logo incluido. Lo más difícil será quizás mantenerme constante en las publicaciones. Creo que este año he llevado las publicaciones bastante bien, pero no siempre he sido totalmente constante. He descubierto durante este tiempo algo que realmente me gusta, aunque ya sabía que me gustaba escribir. 
He encontrado una manera de comunicarme con el mundo que me parece realmente especial. 
Sé que no mucha gente lee el blog, pero veo el crecimiento poco a poco y me emociono con los pequeños pasos que voy dando. Creo que verme capaz de llevar algo que requiere tanto trabajo durante un año entero me ha descubierto una faceta de mi misma que ni yo misma conocía. ¡Puedo ser constante!

Cuando en Enero del año pasado empecé el blog estaba realmente desilusionada con varios aspectos de mi vida. El embarazo estaba siendo mucho más duro de lo que yo había imaginado nunca y cada día era una lucha continua contra las nauseas y un cuerpo cambiante que me pesaba. Estaba a disgusto en mi casa, ya que los muebles que tenemos en casa son de nuestra casera y a pesar de intentar formar un hogar me encontraba ante una situación un poco desoladora: No poder ofrecerle una habitación a mi hija, limpiar cada día una casa que no sentía mía... Además la empresa de fotografía en la que había puesto todo mi empeño parecía no disparar. Entonces mi amiga abrió su blog SARA HOME.
¡Fue el punto de partida! 
Siempre le digo que ella fue mi inspiración. Hace ya tiempo que yo había tenido otros blogs, pero nunca había sido lo suficientemente constante (tampoco tenía muy claro sobre que escribir) como para sacarlos adelante. Ahí empezó esta nueva experiencia, hasta hoy.

Propósitos como mamá

La lactancia materna exclusiva y la conciliación han sido un quebradero de cabeza estos últimos meses. Aunque quiero seguir con la lactancia (no sé cuanto tiempo durará puesto que me deja sin fuerzas) estoy deseando que la peque empiece a comer un poquito, por el simple hecho de no estar siempre preocupada por su alimentación.

Mi primer día de vacaciones fue así: La niña no llora. Son las 10 de la mañana y ya había comido a las 9. Silencio. Ella duerme y su padre también. Podía, por fin, levantarme y desayunar tranquilamente. Disfrutar del silencio. Sin embargo, lo primero que me aparece en la cabeza es "Tengo que sacar leche".

Así han sido muchos de mis días. Levantarme y en vez de disfrutar de mi hija, disfrutar de la lactancia, etc. Lo primero en lo que pensaba era en sacar leche y aunque con el saca-leches de Naturbond ha sido todo más fácil, lo cierto es que acababa agotada. Por eso estoy contentísima del hecho que la pequeña empezará a comer sólidos (menos leche que sacar).

Propósitos como teacher

Supongo que uno nunca puede llegar a todo lo que desea, por eso mis propósitos como profe son simples. Para poder llegar a ellos. Viendo los Stories de @Parentesis.educacion en Instagram me daba cuenta que preparo mis clases de manera incorrecta, de una forma que además me crea una ansiedad horrible puesto que nunca llego a todo.
Mi idea es preparar una vez al mes todo. 
Ponerme y dedicarle una mañana entera a programar y crear contenidos. De esta forma llegar a clase siempre con las ideas claras sin tener que estar cada día preocupada por lo que haremos en clase.

Otra cosa que me encantaría implementar de una forma más seria son los anchorcharts. Ya os hablaba de ellos en este post. Veo que es una forma buenísima para trabajar en clase, aprender y que todo lo que aprenden se quede mejor. Me gustaría, junto a la preparación de la programación, tener listos siempre algunos elementos para mejorar el uso de los anchorcharts.

Propósitos personales
Los más difíciles.
Tengo pendiente contaros el parto y el postparto. Aún no tenía muy claro cómo contaros la experiencia. Pero estoy en ello. Veo que es absolutamente necesario hacer ejercicio para recuperarme: el suelo pélvico, los abdominales... aunque he hecho cositas por mi cuenta (sobre todo ejercicios de Kegel) para volver a lo que era. Veo que no soy capaz y lo que necesito es ponerme momentos fijos para dedicarme a ello.

Sé que para mi es imposible vivir el minimalismo y el zero waste. Son cosas que he descubierto después hace poco y aunque me encantaría implementarlas en mi vida sé que es algo que me llevará mucho tiempo. Solo hace unos meses convencí a mi marido a reciclar todo el papel que consumimos en casa. Él está convencido que el reciclaje no funciona. Los contenedores (que no son de basura) están siempre a rebosar y se recogen de uvas a peras.
Creo que puedo ir cambiando algunos hábitos míos y aferrarme a otros que veo que son mejores para mí, para nuestra economía familiar y sobre todo para nuestro planeta.
Por último mi propósito más ambicioso: Proyecto fotográfico 365 días. Se trata de hacer una foto cada día del año. En cierto modo ya estoy haciendo algo parecido para Instagram. Pero con este proyecto lo que quiero es sacar la cámara todos loas días y plantearme una fotografía que me ayude a mejorar.

Hace algunos años realicé el proyecto 75 days of Summer, que trataba de hacer una fotografía al día durante los meses de verano. ¡Expectacular! algunas de mis fotos familiares preferidas vienen de ese proyecto. Este proyecto es mucho más demandante y complicado. Pero ya tengo ganas de empezar:
Esta misma noche empieza en proyecto 365 días




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tus palabras.