Aprender inglés como tu lengua materna

¿Es posible?

Estoy convencida de que todos somos capaces de adquirir una segunda lengua de manera natural. Si sabemos cómo, es realmente fácil. Solo hace falta fijarse en un bebé. ¡Sí! No has oído mal (o leído mal, en este caso).
¿Te acuerdas de como aprendiste a hablar español? Yo tampoco. Realmente ninguno nos acordamos de cómo aprendimos nuestra lengua materna. Es posible que nuestros padres nos cuenten cual fuese nuestra primera palabra; seguramente mamá, papá o agua. Pero tú ni te acuerdas de ello. Parece que tu lengua materna siempre haya estado ahí, en tu cabeza.

Me impresiona muchísimo cuando una persona, ya sea adulta o un niño, me dice que no vale para aprender inglés (que en este caso es lo que me toca). ¿Cómo es posible que una persona que domina de manera perfecta el español no sea capaz de aprender inglés (que además es un idioma gramaticalmente más fácil)? Está claro que no tienen ninguna complicación para hablar o expresarse en su propio idioma.

Lo cierto es que el aprendizaje de una segunda lengua está mal planteado. El inglés, el francés, o cualquier otro que se te ocurra no son asignaturas del cole. No hay que aprendérselos de memoria para hacer un examen. Los idiomas son formas de comunicación y sirven para expresarse.
Debemos comprender que hay dos fases de aprendizaje: input y output.
  • Input
Dentro del input nos encontramos con el famoso listening. Que parece siempre tan difícil. "Teacher, es que está muy alto y no se oye bien", "Teacher, es que está muy bajo y no se oye bien", "Teacher…"
Está es la primera etapa. ESCUCHAR. 

Cuando un bebé nace (o incluso cuando está dentro del vientre de su madre) lo único que hace es escuchar, escuchar y escuchar. Nadie le exige que hable hasta que él mismo empieza a balbucear y a hacer sus primeros pinitos. ¿Cierto? Este es por tanto el primer paso. A veces vemos películas o series, escuchamos música en inglés y no nos damos cuenta que en realidad lo estamos aprendiendo. 

Anécdota: Hace unos años, cuando vivía en Holanda estaba viendo una película con unos amigos. En Holanda es normal ver las películas en versión original con subtítulos. El caso es que llegados a los últimos minutos de la cinta me di cuenta sorprendida de que no había subtítulos. 
Obviamente el recorrido es largo, cuanto antes se empiece mejor, pero al final tiene su recompensa. 
También podemos ver el reading. Es una forma de input escrito y va unida la expresión escrita, que entra dentro del output. Cuando ya hemos aprendido a leer en nuestra propia lengua es más fácil aprender otra. Sin embargo creo que es EXTREMADAMENTE IMPORTANTE que primero se adopten las dos formas orales (comprensión oral y expresión oral) y sobre todo que sepamos leer bien en nuestra madre lengua.

En el momento en el que hayamos adquirido una comprensión lectora adecuada en nuestra primera lengua se podrá introducir la segunda. Ya que si se hace de manera demasiado rápida creará posibles confusiones en cuanto a pronunciación. Considero que esta debería ser la tercera etapa de la adquisición de la segunda lengua.

Anécdota: Un día, hace unos años, llegó mi hermana de 7 a casa. Tenía deberes de inglés, lo cuál me pareció descabellado (no solo por el hecho de que una niña de 7 años tuviese deberes) ya que no comprendía qué clase de deberes podía hacer en inglés. Pues resulta que tenía que escribir los números. Empezó a decírmelos poco a poco. O-NE y NI-NE fueron el colmo de los colmos. Los leyó así, como suenan. Y es que aún no era el momento ya que a esa edad aún estaba con lectura del español en clase de lengua.
  • Output 
Dentro del output encontramos el speaking. Esto debería ser más fácil de cómo lo pintan. Algo que nos nazca de forma natural. Sin embargo nos encontramos con que es lo que más le cuesta a todo el mundo. ¿Por qué? Pues porque no se ha escuchado lo suficiente. 

Esta es la segunda etapa. Y será la primera muestra de que estamos empezando a ser bilingües. Considero esta fase super importante. Tenemos que tener el aprendizaje tan dentro que nos salga de forma natural el expresarnos de una forma fluida (que no perfecta) con el segundo idioma. Esto puede significar que se hable en nuestra lengua materna con palabras de la segunda lengua. O bien que se hable usando solo la segunda lengua pero de forma muy "a lo Tarzán" usando frases del estilo -Yo ser Marta- -Yo tener hambre- 

Anécdota: Me ha pasado en varias ocasiones con mis alumnos de menor edad. Cuando aprenden algo, por ejemplo, los colores y lo interiorizan ya no se refieren a ello con su nombre en español. "Teacher esa camiseta de color blue es muy bonita". 

También vemos el ya pronunciado writing. La última etapa. Que por desgracia está demasiado valorada en la enseñanza de la lengua, quizás por que es la manera más "fácil" para el profesor de valorar si el alumno ha aprendido los contenidos. Sin embargo es completamente erróneo. 

Para poder expresarnos por escrito es crucial que comprendamos la lengua, que sepamos expresarnos de forma oral y, por supuesto, que podamos entender un texto escrito. Una vez adquiridas todas estas destrezas es el momento de introducir esta fase.

Anécdota: Ahora mismo. Acabo de escribir un texto. No demasiado largo, con expresiones de una dificultad que considero media. Aún así, es probable que me llevase muchísimo tiempo a escribir un texto similar en inglés. Además tendría que buscar varias palabras en el diccionario para verificar que las sé escribir de forma correcta y seguramente no estaría satisfecha con el resultado.

Resumiendo: 1º Escuchar - 2º Hablar - 3º Leer - 4º Escribir

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tus palabras.