Low waste y zero waste: Trucos y hábitos para reducir residuo y ahorrar

No tenemos un planeta B, por eso debemos cuidar este. Dejémosles a nuestros pequeños una herencia importante. 

Como os contaba en mi último post de diciembre del año pasado, en los propósitos de año nuevo, una de las cosas que quería conseguir era reducir los residuos que creamos en casa. Si me seguís en instagram seguro que habéis visto algunos de mis intentos en los stories.


Es mucho más dificil de lo que pensaba y aunque he reducido mucho el residuo que creamos en casa, me he dado cuenta que me es imposible reducirlo por completo. De todas formas quiero compratir con vosotros algunos trucos muy simples que hacen que ocasionemos de una manera considerable los residuos. Y sobre todo la cantidad de plásticos.

Estos trucos además me han mostrado que debido al mundo consumista en el que vivimos gastamos una cantidad de dinero desmesurada. Por lo que aplicando algunos pequeños cambios en el día a día puedes reducir de manera increíble los gastos. ¡Reducir residuos significa ahorrar!
  • Establecer horarios para el uso eléctrico
Mi marido y yo decidimos, a finales de diciembre, ponernos algunas pautas para ahorrar. Reducir en gastos fijos como el gasto de electricidad y la calefacción. En ese momento decidimos adaptar la franja horaria en la que usaríamos la electricidad y sobre todo, los electrodomésticos.

Por supuesto la nevera siempre está encendida, pero el resto de electrodomésticos solo los usamos desde las 10 de la noche hasta las 12 de la mañana (bueno también uso alguna vez la Thermomix). ¡El ahorro es brutal! Tenemos una tarifa fija si no usamos la electricidad fuera de ese horario.

Apagando la electricidad durante ciertas horas al día le ahorra también mucho daño al planeta. Hagamos uso del sol, que es una fuente natural de luz y ¡es gratis! La naturaleza nos lo da. Podemos poner un lavavajillas al día, bien lleno, igual que la lavadora. 
jabón lagarto para la lavadora
  • Lavadoras frías
Y hablando de lavadoras. Sí, se pueden hacer frías, máximo de 30º. El resultado de los lavados es el mismo, incluso mejor, ya que la ropa resulta menos dañada porque el agua fría desgasta menos. Solo hago lavadoras de 40º cuando veo que las manchas son muy gordas, como cuando lavo alguna mancha de caca de la peque o alguna mancha de comida que se me resiste.
La lavadora siempre llena. ¡Por favor!
Esto nos evitará, no solo un gasto brutal ya que el simple hecho de calentar el agua nos ahorrará energía, si no que además le evitará al planeta ese gasto. Es un gesto muy pequeño y no nos cuesta nada.
  • Jabón Lagarto
¡No hace falta usar lejía! Y realmente tampoco hacen falta detergentes con ingredientes que no son demasiado buenos (ni si quiera para las tuberías). El jabón lagarto es un ejemplo de lo que podemos usar para limpiar nuestra ropa, este jabón además se puede usar también para limpiar la vajilla. ¿Y cómo lo usamos si es una pastilla de jabón?

El jabón lagarto es un fantástico desengrasante, es un jabón natural que no daña la piel, al ser natural es mucho más respetuoso para el planeta (si no viniese envuelto en plástico aún mejor). ¡Sirve para cualquier cosa! Y además es muy barato. En amazon tienes paquetes de 20, 8, 3 o 1 pastillas. Si compras una caja de 20 el ahorro es notable y seguro que acabas usandolo para toda la casa. Yo estoy contentísima con su uso, sobre todo en la cocina pues ya no tengo heridas en las manos después de fregar.

  • Paños de tela
Esto es algo que he usado siempre, soy la loca de los paños. Tengo DOS cajones llenos de paños en la cocina, luego tengo un paño para el salón y un paño en cada uno de los baños de la casa. Está claro que se ahorra si usas estos en vez de "paños de papel" o papel higiénico. Después se hace una lavadora y ¡Tachan! los paños limpios como nuevos y listos para volver a limpiar. 
  • Comprar con bolsas de tela 
De sentido común ¿no? Pues no. Parece que las bolsas de plástico las tenemos arraigadas en nuestro ser. Cuando voy al supermercado casi nunca veo que la gente lleve su propia bolsa. Incluso muchas veces cuando la gente lleva carrito también mete las cosas en bolsas, ¡aunque les cobren!

No tengo bolsas de la compra bonitas. Mi única bolsa de tela que realmente es un poco bonita la uso para guardar el pan duro (para rallarlo más tarde). Tengo bolsas de tela y mochilas que uso para comprar frutas y verduras en la frutería del barrio. Y luego tengo mi carrito para cuando hago una compra grande en el supermercado.

Además después del bloggers day de madresfera guardamos dos bolsas de aneto en el coche, por si alguna vez decidimos ir a hacer una compra gorda de improvisto. Es algo que aprecio muchísimo, sé que a mi marido le cuesta un poco más hacerse a estos cambios que "te complican un poco la vida", pero he notado que poco a poco vamos dando pequeños pasos en casa. Y me hace muy feliz ver que él también quiere hacerlo.
  • Comprar en la frutería o en el mercado
Como comentaba en el punto anterior la compra de la fruta y de la verdura la hago en la frutería de barrio. Normalmente voy una vez a la semana y si me hace falta algo especifico puedo volver. Es un punto realmente fácil y que me sorprende muchísimo el GRAN AHORRO que me genera.

Antes de empezar a comprar en la frutería pensé que me costaría muchísimo ir todas las semanas, seguro que me quedaba sin fruta y verdura. O no tendría mucha variedad... ¡Nada más lejos de la verdad! No solo hay muchísima variedad y me cuesta mucho menos, además lo que compro es fruta y verdura local o al menos nacional. Y está buenísima.
  • Un día a la semana sin carne
Esto lo he oído un montón por internet. Cuando conocí el movimiento Zero waste pensaba que ser vegetariano o vegano era un MUST. Esto es imposible para nosotros. No soy capaz de vivir sin comer carne y pescado, pero sí que he reducido el uso en casa. Intento comprar solo una bandeja de carne a la semana, o como mucho dos. Con estas bandejas intento cocinar la carne para toda la semana. 

Y siempre hago uno o dos días a la semana sin carne. Nosotros comemos mucha pasta y arroz por lo que me resulta bastante fácil simplemente hacerlos sin ningún tipo de carne.
  • Jabón sólido para las manos
Por ahora no he comprado ni una sola pastilla de jabón. Tenía un montón coleccionadas en casa y nunca las había usado, así que cuando se me gastó el jabón de manos que usabamos en nuestro baño empecé a usarlas. Por ahora hemos gastado dos y me gusta. En mi instagram os comentaba que he tenido heridas en las manos y el uso del jabón lagarto y de estas pastillas han reducido bastante esto.
  • Rallar tu propio pan
Un hábito que he aprendido de mi madre. Comprar pan rallado es una tontería. Cuando compres pan simplemente guarda los restos. ¿A las personas de tu casa no les gusta comer los picos? No pasa nada, guardalos en una bolsa de tela. Cuando tengas una buena cantidad lo rallas (yo lo hago con la thermomix, pero puedes usar el robot que uses normalmente para picar).

¿Tienes algún truco o hábito que te ayude a reducir residuos y ahorrar? 

Si queréis saber más truquitos como estos, podéis seguirme en Instagram, suelo contar cosas de este estilo por ahí.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tus palabras.