Como ahorrar en ropa para la lactancia materna

Y con estos melones, ¿ahora qué me pongo?
Ahorra en ropa de lactancia materna

Ahí estaba yo. Con 5 tallas más de sujetador, apenas dos vestidos con botones y llorando lágrima viva. Porque por primera vez en mi vida, REALMENTE, no tenía nada que ponerme. No estaba preparada para lo que sería la lactancia y eso me quedó claro en 5 minutos.
Con el éxito que tuvo el post de Cómo ahorrar en ropa premamá no podía dejar de escribir este post. Durante mi lactancia, tomé muchas malas decisiones, sobre todo los primeros meses. Por eso escribo este post, para que si te encuentras en una situación en la que yo me encontraba hace unos meses, no cometas los mismos errores que yo.

Ahorrar dinero en la ropa en el periodo de lactancia es extremadamente fácil. Lo único que realmente te hace falta es un par de sujetadores de lactancia, pero no te apresures en la compra de estos. Es probable que la subida de la leche provoque que tengas una subida de talla las primeras semanas. Y después irá disminuyendo poco a poco.
NO TE GASTES EL DINERO EN ROPA DE LACTANCIA INNECESARIA, INVIERTE EN TU ROPA INTERIOR.
 Tu pecho sufrirá las consecuencias si no haces esto. Resulta que yo me compré dos y pensaba que con eso sería suficiente para todo el periódo de lactancia. Pues no. La talla me fue cambiando continuamente. Y nunca llevaba el sujetador adecuado. Creo que ahora sufro las consecuencias.

Escoge sujetadores blandos y elásticos. Los sujetadores duros (mi mayor error) son muy incómodos, sobre todo en el primer periodo de lactancia cuando aún te estás adaptando y tienes los pechos más sensibles del universo.

Yo cometí un error muy grande en mis inicios (como toda buena principiante) me compré dos sujetadores duros, que me sujetaban muy bien, pero eran muy difíciles de manejar a la hora de dar el pecho. Lo ideal es escoger colores neutros (blanco, beige o negro) que sean ponibles con cualquier tipo de ropa.
TODO LO DEMÁS SON AÑADIDOS.
Mientras que los sujetadores son absolutamente necesarios, todo lo demás no lo es. Yo soy gran fan de la ropa holgada, jerseis anchos, blusas vaporosas... Todo esto me ha permitido ponerme muchas de mis prendas (pre-embarazo) durante el periodo de lactancia. Era bastante reconfortante ya que me sentía a gusto con mi ropa y feliz de poder volver a ponermela.

Si te gustan las prendas con botones estás de suerte por que es otra opción estupenda para dar el pecho: camisas, chaquetas, ¡VESTIDOS! y lo pongo en mayúsculas porque durante la lactancia los vestidos son un bien escaso. Cuando me quería arreglar un poquito me ponía blusas o camisas con falda. Pero puedes ponerte algún vestido con apertura de botones.

Creo que una cosa importante de la lactancia materna es que te sientas cómoda, a gusto con lo que llevas y guapa.

Además de los sujetadores de lactancia solo hice una compra más. Camisetas de lactancia en las rebajas del H&M. Dos camisetas de comores básicos, cómodas y ponibles. Ideales para dar el pecho sin preocuparte por enseñar nada, ya que solo tiene una apertura que tapará el pequeñín a la hora de comer.
SIENTETE CÓMODA Y DISFRUTA.
 El periodo de lactancia es duro, mucho más duro de lo que parece. Cuando vemos a las madres amamantando parece que sea una cosa sin ninguna complicación. Nada más lejos de la realidad. Los que si es cierto es que es una época efímera. Una etapa que pasará sin que te des cuenta.

Por eso es indispensable que todo el tiempo que dure sea lo más placentero posible, para ti y para tu bebé también.
¡SE ME SALE LA LECHE!
Otra cosa que parece indispensable cuando te pones a husmear por blogs o páginas de lactancia son los discos de lactancia. Desconocía su existencia hasta el momento en el que una mañana me encontré empapada en mi propia leche.

Tuve la suerte de que mi leche se reguló en seguida y no usé demasiadas. Descubrí demasiado tarde los discos de lactancia lavables. ¡Una maravilla! Hay opciones más sencillas como las de lictin y otras más bonitas como las de la marca NatureBond.

 

Usando este tipo de discos además de ahorrar dinero (ya que no comprarás tantos discos de lactancias desechables) también le ahorrarás eso al planeta. WIN-WIN

¿Cuales han sido tus imprescindibles de lactancia?



Ahorrar en ropa para lactancia materna

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tus palabras.